Busca en el blog

15 diciembre 2006

terrorismos......

Lo cierto es que no hemos avanzado mucho en cuanto a erradicar el terrorismo; al revés: en tiempos muy antiguos, se encadenaba a los esclavos y se los marcaba con hierro.

Hoy se los marca con el sello del hambre y se los esclaviza con la miseria.
Eso también es terrorismo.

La esclavitud de los países subdesarrollados ante la deuda externa contraída con los superdesarrollados, y esclavizados ante las tasas de interés.

¿Por qué no se predica a los cristianos que Cristo prohibió prestar con dinero con intereses? Así lo proclamó, sin que valgan argucias en el sentido contrario.

Si a los bancos del mundo, en manos de los creyentes cristianos de élite en casi todo occidente (o de sus hermanos judíos), llegase y se pusiese en practica esta consigna de Jesús, el terrorismo económico acabaría en nuestro planeta.

Jesús dejo claros los principios de la convivencia:
“Ponte de acuerdo con tu adversario cuando fueres de camino”,
Es decir: Usa la cabeza, el corazón , la tolerancia, la generosidad, el amor.
No el odio , la venganza, ni la censura, ni el veto, ni la intransigencia, ni mucho menos el terrorismo.

10 comentarios:

Raúl Pleguezuelo dijo...

Ciertamente hay muchas formas de terrorismo pero los poderosos con sus políticas “liberales” solo reconocen como tal, aquel terrorismo que de paso les reporte beneficios al combatirlo, léase la industria armamentista y el saqueo de los recursos petrolíferos en los supuestos países liberados.
Mientras miran para otro lado el terrorismo de la industria farmacéutica para con los países pobres, por citar otro tipo de terrorismo.

Un abrazo amiga.

Rossimilio dijo...

Me ha gustado otra vez tu post.

Otra gran verdad. El terrorismo de este próximo siglo no es el del integrismo islámico, el terrorismo nacionalista ni nada por el estilo. El auténtico terrorismo mundial del siglo XXI es el del hambre, la miseria y el analfabetismo.

Desde la caída del Muro de Berlín parece ser que se adueñó de la "intelectualidad" un pensamiento único en el que todo es mercado, el llamado falazmente "libre mercado" y donde los seres humanos perdemos la condición de ciudadanos con derechos y obligaciones y pasamos a convertirnos en "consumidores". Todo se compra y se vende. Nada es consustancial a los seres humanos si previamente no se ha pasado por caja. Y este pensamiento único es el que posibilita que cada día mueran millones de seres humanos de hambre y de enfermedades que en nuestro mundo de la opulencia son fácilmente curables. Esta es una forma de genocidio, genocidio silencioso en el que un grupo de señores toman decisiones "globalizadas" y que con solo darle a un botón del ordenador o hacer una llamada de teléfono diciendo las palabras mágicas "compro" o "vendo" se pueden arruinar la vida de muchas personas e incluso de países enteros.

Me ha gustado mucho tu referencia a la figura de Jesucristo. Yo comencé siendo creyente y fueron los valores de Jesucristo que me inculcaron desde pequeñito los que me han llevado a preferir políticamente opciones de izquierdas. Me dio rabia que desde la emisora de radio episcopal se hiciera burla de los cientos de inmigrantes que trataban de atravesar la valla metálica de Ceuta y Melilla. Es una forma alejada de entender el humanismo cristiano de solidaridad y amor a los necesitados y débiles sin importar la raza ni el color de la piel.

Por eso es positivo que desde un humanismo cristiano comprometido con la realidad social y, quienes sean cristianos de base, sepamos luchar por cambiar la realidad que nos rodea. Esa es la Iglesia que quería Jesucristo y no la Iglesia actual y su entorno mediático, más preocupada en defender un concepto de familia trasnochado y que no entiende de afectos o preocupada en sembrar el odio ante quienes no piensan como ellos. Si algo se puede decir que sea realmente progresista y humanista es el mensaje de Jesucristo. La pena es que la jerarquía eclesiásita española solo recurra a las partes del Evangelio que les interesa.

Perdón por el ladrillo, pero creo que el mensaje de hoy es muy interesante y me sugería muchas cosas para comentar.

delokos dijo...

Poderoso caballero es D. Dinero, querida amiga...

Me gusta creer en las utopías, y me gustaría creer que un día los humanos seremos capaces de vivir en un mundo más solidario...

Pero, no lo dudes, el dinero está por encima de casi todo, y, por supuesto, de la religión... aunque hacia fuera se propaguen otros valores y luego se actúe de forma diferente...

Decía un conocido político gallego al que se tachaba de loco, porque decía grandes verdades que nadie quería escuchar, que la Iglesia Católica tenía tanto que ver con Jesucristo como Marx con el comunismo...

Pero bueno, yo mantengo la esperanza de que nuestros hijos, algún día, puedan ver y vivir un mundo más justo...

No está en mi mano cambiarlo, pero yo procuro poner mi granito de arena, hacer mi trabajo dentro de lo que abarco...

Un abrazo...

xOsse dijo...

Para encontrar una sociedad exclavizada (en los términos a que te refieres) no hace falta ir tan lejos. Cierto que aquí los intereses son más bajos, pero los precios (sobre todo de la vivienda) más altos y no hay familia que firme (eso sí, libremente) un periodo de exclavitud por 20, 25, 30 y hasta 35 años para tener una vivienda. Una alternativa, el alquiler, tampoco está regalada. La otra, vivir en la calle, no es muy agradable.

Todos somos exclavos de unos pocos.

Anónimo dijo...

Ay Arbillas!!!!!

Si la Iglesia, los gobiernos, las familias, siguieran realmente la palabras de Jesús... cuan diferente sería el mundo...

Ojalá, algún día... la sabiduría del amor que predicó este Maestro, sea aprendida por todos...

Un beso

Sarsillo

Anónimo dijo...

Así se habla Arbillas ;)

cax dijo...

Pues la cuestión está en si murieran aquí, en el primer mundo, tanta gente como muere en el mundo empobrecido cada día, estaríamos en guerra, diréctamente.

Pero el mundo empobrecido no tiene ni las armas ni el poder para hacer valer sus derechos frente a los poderosos. Es más, nosotros el primer mundo, la referencia moral del mundo, imponemos por las armas al resto nuestra forma de vida, nuestra moral y sobre todo nuestras condiciones económicas y sociales. Y todo esto a costa de la miseria y la muerte de millones de personas en todo el mundo.

No le faltaba razón a Koffi Annan cuando decía que habría que definir cláramente que es terrorismo.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Arbillas:

El poder de los déspotas y de los religiosos se basa en la humillación y el terrorísmo que ejercen sobre los menos pudientes. Cuanto más pobre y deshauciado más despreciado.

Siempre ha sido así y no hace falta caminar por el tercer mundo. A la vuelta de la esquina nos encontramos con un mendigo, que pudiera ser un antiguo compi de cole, y que instintívamente nos hace retroceder y ponernos en guardia, aunque luego lo reconozcamos.

Partiendo de ahí, imagínate lo que harán los que nunca pisan la calle y "gobiernan" desde sus despachos. Imagínate miles de señores como Bush al otro lado de la mesa de escritorio.

Bueno, a lo que iba: hay un señor anónimo que pulula por los cuadernillos de pepe que sa pasao un pelín contigo, dále caña y no te cortes.

Besitos virtuales y abrazos delokos.

El Hermano Montgolfier dijo...

O sea, que al final me dais la razón: somos esclavos.

El globo de los hermanos Montgolfier

Arbillas dijo...

Gracias a todos.

He pasado unos momentos muy malos, debido al cambio que he realizado por pura casualidad en el blog.

Creí que os habia perdido, no conseguia leeros, pero no os he perdido, al final he podido volver a leer vuestros comentarios.

Parece mentira, me sentia huerfana de hermanos....

Me estoy dando cuenta en este momento que algunos de los que apareceis como anonimos, si que teniais nombre y ahora me aparece la fria palabra anomino.

Gracias por estar aqui.

Yo creo que si lo que todos practicaramos fuera un poquito mas el amor al semejante este mundo seria bastante mejor.

Es muy sencillo, solo se trata de amar, pero en cuanto un eslabon de la cadena de amor se rompe, es que que nos estropea el mundo.

Pero seamos positivos y vamos a intentar mantener cada uno su eslabon bien sellado para que nadie rompa nuestro trozo de la cadena.

Un fuerta abrazo .