Busca en el blog

27 octubre 2008

Vida

Fin de semana agitado, desmasiado para el gusto de nadie.

Esperaba este fin de semana para acercarnos a Madrid al Museo del Prado , ya hace mucho que no vamos y mi santo ya se estaba poniendo pesado al respecto.

Pero está visto que no se pueden hacer planes ni para el dia de mañana.

El viernes fué terminar el trabajo, llegar a casa y recibir la llamada de uno de mis hermanos, "el tio Braulio ha muerto", no por esperada, la noticia deja de afectar. Sabiamos que estaba mal, que en cualquier momento nos faltaria.

No teniamos mucho contacto ultimamente, hacia unas semanas que fuimos al hospital a verle, le di un beso y me decia con gestos que tambien queria darmelo él a mí.

Tras darme el beso le dije, ¡¡ eh tio, que falta el mordisquito!!,

Cuando eramos pequeños teniamos miedo a sus besos, siempre le deciamos "beso sin mordisco", porque se ponia tan nervioso que nos pegaba un mordisco en el moflete.

Malos momentos, reuniones familiares a las que nunca faltamos y que no buscamos escusa para no estar.

Vemos la muerte, pero vimos vida, dentro de una semana nacerá su nieto.

Hacia mucho que deseabamos ir a casa de uno de mis hermanos a tomar un aperitivo dominguero y el domingo pasado no pudo ser, así que planeamos ir a verlos. Y sobre todo porque tengo la gran alegria de que me van a volver a hacer tia, y este mismo fin de semana me he enterado de que será niña.

Mi sobrino como siempre se pone tan contento cuando vamos a su casa, me enseña todo lo que tiene y que él siente que tiene un especial valor, conoci a su conejo "Torres", y una bola "magica" que si pones los dedos los rayos rojos se convierten en blancos.

Mi sobri ya sabe que vendrá su hermana, y que tendrá que ejercer de hermano mayor, y que eso es muy serio, pero que no debe de dejar que su hermana le quite el terreno,

Por su parte ya sabe lo que son las hermanas pequeñas, porque lo vé en su primo y en su prima. (prima que puede con los tres primos pequeños pero mayores que ella).

La vida es así, nos viene el dolor, nos vienen las faltas, pero nos vienen las alegrias y nos vienen las nuevas vidas .

Vidas nuevas con todo por delante, y de nuevo reapareceran los Reyes Magos, que estaban a punto de desaparecer....

4 comentarios:

bitdrain dijo...

Siento la noticia. Espero que estés bien e igual de positiva que antaño. Un saludo y cuidate.

SELMA dijo...

¡Hola mi Niña Preciosa!

No por inesperada, pero triste noticia al fín y al cabo... Un hecho curioso y constatado más de una vez: cuando llega un nuevo miembro en una familia, suele despedirse otro...

Pero en este caso es ley de vida y relevo generacional... En tu visita en la Jaima te preguntaba como llevabas tu guerra particular contra Doña Nicotina...Pero sabiendo lo valiente que eres y que cuando te propones algo lo consigues, esta "señora" tiene todas las de perder....¿A que sí?

¡Un abrazo y unos besos muy cariñosos mi Niña Linda!

Tito Kokin dijo...

Uff, cuantas emociones y tan dispares concentradas en tan poco espacio de tiempo...

Muchas veces, el ser humano se resigna a perder a los seres queridos, y en muchos casos, esa resignación no nos deja ver que la persona que se marcha, realmente, lo necesitaba porque vivir en determinadas condiciones no es vivir, sino subsistir. Lamento mucho tu pérdida, y quiero que sientas el abrazo tan enorme y sentido que te estoy enviando.

Del futuro sol que alumbrará tu vida y sobretodo la de tu hermano, tan sólo daros la enhorabuena. La llegada de un nuevo miembro a la familia es algo tan especial que podría tirarme horas y días describiéndola y no conseguiría plasmarla por completo. Sin duda alguna, los momentos más felices que he vivido últimamente tienen como protagonistas a mis sobrinos. Qué los disfrutes tanto como yo disfruto a los míos.

Un beso enorme y sincero, rebosante de cariño.

ARMACHÍ dijo...

El tiempo, aveces, es un traidor que no nos pregunta por el final... Tal vez esté obligado a esa renovación existencial que, siempre a medias, nos resulta dolorosa y gratificante.
Perder a un ser querido, siempre resulta dificil, aunque vengan nuevos retoños; aún así, mi más sentido dolor, y mi más cariñoso abrazo.
Quierete, por un momento, lo que todos te queremos.