Busca en el blog

30 mayo 2007

¿os acordais?















¿Os acordais o conoceis estos jabones?


A mi me encantan a pesar de lo fuertes que son para las manos.


Me gustan sobre todo porque me traen recuerdos de la niñez.


Actualmente los sigue haciendo mi madre, y nos aprovisiona de ellos a hijas y cuñadas, porque siguen siendo igual de efectivos y nos resuelven algunos problemillas que los detergentes actuales no consiguen resolver.



No conozco la formula exacta, sé que servian para aprovechar el aceite frito viejo, y se usa sosa, y no sé que más, pero recuerdo perfectamente, cuando mi abuela se ponia en el patio de su vieja casa a hacerlo, y nos acercabamos para ver como lo hacia.


Ella por prudencia nos mandaba alejarnos por miedo a que nos quemaramos, pero ¿quien puede luchar contra una tropa de nietos curiosos?.


Solo conseguía hacerlo mediante la promesa de que nos dejaria participar, si nos manteniamos un tiempo alejados del barreño en el que hacia esa para nosotros truco magico y sabio que solo sabia hacer ella.


Una vez que nos preparaba y el peligro desaparecia , nos dejaba usar el palo de madera para remover, para esos crios que eramos nosotros, era participar en la creación de algo que iba a servir para alguien, era un juego productivo y util, y algo que entrañaba "peligro".


Tambien nos dejaba partir los trozos e incluso, con algunos restos nos dejaba moldear los jabones a nuestro gusto, os podeis imaginar, de alli salian jabones con forma de flores, de caballos, de coches, etc... y sin problema porque esos restos que ocasionabamos al moldear eran aprovechados por la abuela para algo.


Y eso sí, cuando la abuela hacia el reparto de jabones, siempre se oia alguna vocecita, ¡¡ Abuela, a que yo tambien he ayudado !!.


Ahora es mi madre la que de vez en cuando nos aprovisiona de ese jabon, que es algo más que un jabón, es el olor al patio de la abuela, es el recuerdo de aquellos instantes, es el recordar aquello tan "peligroso" que nos dejaban hacer.


Pero sobre todo.... ¡¡ cuantos recuerdos se desatan y se recuperan del patio de los abuelos !!.

Ese patio, ese patio.....

15 comentarios:

El Hermano Montgolfier dijo...

Mi suegra aún hace jabón. Siempre tenemos tres o cuatro botes del aceite viejo de la freidora por ahí guardados para la "alquimia".
Es una lástima, porque esas costumbres se perderán con nuestros mayores, estoy seguro, a no ser que nosotros nos animenos a continuar, pero lo veo difícil.

frikosal dijo...

Que recuerdo mas bonito.
Mi padre sabia hacerlo pero ya murio. Si me permites la sugerencia, por que no preguntas la receta a tu madre y la explicas ?

Nerim dijo...

Recuerdo perfectamente el olor de esos jabones. Mi abuela también los hacía, mi amatxu prefirió siempre los de la tienda.

Digo como frikosal, porque no le preguntas a tu madre la receta y la explicas en el blog?.
Qué gratos son los recuerdos que tenemos de nuestros abuelos, verdad? y cuanto nos alimenta el alma solo de recordarlos.

Un fuerte abrazo
Nerim

MaryLou dijo...

Hola,
En mi casa no se había hecho jabón, pero hace como un par de años que mi amiga Carmen hizo, y todavía me queda un resto. Va estupendamente para según que manchas.

Un beso

pensando con el corazon dijo...

Buen recuerdo, el patio de los abuelos..
Cómo sabían agradar a los nietos, con la mejor de las paciencias, a pesar de su lucha diaria! Siempre, desde su sabiduría, nos hacían llegar lo mejor de esta vida, para que siempre, como ahora, no perdieramos la perspectiva de lo realmente importante.

Un abrazo, gracias porque tu también sabes hacer lo mismo que ellos....

Sarsillo

Goathemala dijo...

Mi madre los sigue haciendo. Además, recibió un curso de la Junta de Andalucía y ahora añade a los mismo áloe vera. Lo hace con sosa caustica y el aceite de oliva que sobra de las frituras (la sosa le come todas las impurezas).

Están geniales.

Saludos.

delokos dijo...

Eso, eso.. pide la receta...

Así puedo reciclar el aceite usado, que aquí no hay nadie que lo recoja y acaba en el contenedor de la basura (que no por el fregadero, ¡por dios, no!)...

Un abrazo...

J. Úbeda dijo...

Yo también espero esa receta. Eso era jabón, y lo demás tonterías...

Tanhäuser dijo...

Qué encantador este post, Arbillas. Las pequeñas cosas de la niñez son tan bonitas ¿verdad?
Yo tengo la teoría de que hay manchas que los jabones de ahora no son capaces de eliminar y sin embargo se destruyen con aquel jabón de entonces. Fíjate sino qué pasa con las manchas de melocotón.
Un abrazo enjabonado.

Camilo dijo...

Los abuelos nos han dado tanto a los que hemos tenido la fortuna de vivir con ellos...
¿Alguien recuerda el jabon "80 Camacho"?

Raúl Pleguezuelo dijo...

En mi casa lo hacía mi abuela, ya no lo hace nadie.
!Que recuerdos¡ parece que lo estoy oliendo.

Un abrazo.

Butterfly dijo...

Mi abuela tambien lo hacia, pero ya murió sin darme la receta.
En un foro de cocina y manualidades dejaron esto:

JABÓN PARA LAVARSE Y PARA LAVAR LA ROPA
Este tipo de jabón aún se sigue utilizando, aunque ya solamente para lavar la ropa a mano, pero antiguamente se empleaba también para lavarse la manos ya que las dejaba muy limpias y desinfectadas. Su receta es la que sigue:En un barreño se ponen los siguientes ingredientes:
-Un kilo de sosa caústica.
-Un puñado de sal.
-Siete botes (como medida) de kilo de agua.
-Siete botes de aceite sobrado de frituras.

Todo esto se mueve continuamente en el fuego hasta que espese, una vez espeso hay que echarlo en una caja de cartón hasta que se endurezca.
Luego se corta del tamaño que se quiere y ya se puede utilizar para lavar.Al hilo de esto se cuenta que en Madridejos existía un almazara y que tras la cosecha de aceituna, cuando ésta se estaba elaborando para hacerse aceita, la gente se iba al río y los desechos de esta elaboración, es decir, la grasa que soltaba formando una balsa por encima del río, la recogían las mujeres para elaborar este jabón.

Esta es otra receta con enlace y fotos.

LE MOSQUITO dijo...

Tengo de ese jabón en casa, y un par de pedazos olvidados en el coche, para llevárselos a mi madre. A nosotros nos lo regala la tía Paula, y después de haber contribuído con los aceites fritos que vamos acumulando para hacer esa magia.
Eso sí que es reciclar, y reciclar sin darse pisto ni armar alborotos.
Ya he visto que mariposa nos ha traído la fórmula, pero, si me permitís, preguntaré a tía Paula (si la veo este finde) por los cuidados que hay que poner para no quemarse ¡PELIGRO, PELIGRO: SOSA CAUSTICA!.
Mi infancia la pasé en un pequeño barrio de viviendas sociales, y recuerdo como las vecinas se reunían para hacer este jabón; y recuerdo cómo los bidones hacían "blub, blub, blub..." mientras escupían el producto hirviendo. Preguntaré, ya digo, a Paula; no sea que la liemos y nos quememos los... bigotes.

Arbillas dijo...

Como veis, el jabon sirve para limpiar hasta el ánimo.

Creo que para el jabón cada maestrillo tiene su librillo, todos igual de eficaces y con sus pequeñas diferencias.

Un besito a todos que tengo un pié en las vacas de este año.
las ciones las dejare para julio.

unjubilado dijo...

Tengo a un vecino que todavía los hace.