Busca en el blog

04 mayo 2007

Teatro: Los productores.

¿Cuanto tiempo hacia que no pisaba un teatro?.

Pues por desgracia bastante.

Ayer tuve la oportunidad de asistir a esta Obra, tuvimos suerte, estuvimos en las primeras butacas y casi podiamos palpar a los actores.

La verdad es que estaba entusiasmada, no solo por lo amena y divertida, sino por todo lo que conlleva el misterio del teatro.

Pensaba no solo en los protagonistas principales, sino que sobre todo, y no sé porque extraña razón me dedique a observar a (no se como se denomina en el teatro) los demas componentes de la obra.

En los detalles, guiños, gestos, sonrisas, de esas personas que siempre parece que estan detras, pero que sin ellos la obra no se llevaria a cabo.

En cada cambio de escenario, en cada movimiento de (tampoco se como se llaman) de fondos de escenarios, en cada momento , cada detalle, estaban otras personas que incluso no se veian pero que tampoco sin ellos las obras serian posibles.

La orquesta, me llamó la atención, tenian por techo una malla, y siempre sin parar nos inundaban con su música bien dirigida, por el (ahora si que se como se dice) director de la orquesta y su batuta.

¡¡ Que gran mundo debe ser el teatro !!, o mejor dicho ¡¡Que gran mundo es el teatro!!.

Me acordé de muchos de vosotros, hubierais disfrutado del espectáculo.
No me importó salir tarde del espectaculo, mereció la pena.
Creo que voy a tener que animarme a ver mas teatro...


7 comentarios:

Blanca dijo...

Perdón por la de¡isgresión, Arbillas, pero me parece importante decirte y a todos los que te leen que mañana se inaugura en Algete la Casa de la Cultura Joan Manuel Serrat, y tirará de la cuerdina el propio Nano. El que quiera rendir un homenaje al que tantos homenajes nos dió, os recomiendo os paséis por nuestro pueblo.

Un abrazo,

Nerim dijo...

Querida Arbillas

Me alegro que disfrutaras del teatro. Yo también hace mucho tiempo que no voy, pero espero ponerle remedio pronto.

Un fuerte abrazo

Nerim

Maripuchi dijo...

Arbillas, qué envidia!!
Besotes

Blanca dijo...

Cada vez que he intentado ver este musical, no había entradas, pero tengo muchas ganas de verla. Me encantan los musicales y no me pierdo ninguno. My fair lady, Mamma mía, Hoy no me puedo levantar, Fama... en Buenos Aires vi en febrero Sweet Charity, que creo van a poner aquí y es hermosísima.

Todo lo que tiene relación con la música me entusiasma, será la nostalgia de mis tiempos de corista (de coro polifónico, no te engañes) y la cantidad de horas que pasé en el escenario del Teatro Campoamor ensayando y representando zarzuelas... Snifff

Raúl Pleguezuelo dijo...

Es maravilloso el teatro, antes iba de tarde en tarde porque meterme en Madrid no me hacía mucha gracia, pero desde que en el Tomás y Valiente están programando obras de teatro voy más a menudo.
Por cierto, no tiene nada que ver, pero ya tengo las entradas para el concierto en la cubierta del proximo viernes en solidaridad con la sanidad pública, con un cartel de lujo.

Un abrazo.

Su dijo...

Tuve la suerte de educarme en instituciones que producían obras teatrales y participé en muchas de ellas, desde papeles secundarios a protagónicos, desde coreuta a solista de zarzuelas .
Es una experiencia sublime el pisar las tablas de un escenario, escuchar los rumores de la platea antes que el telón se alce, el silencio previo al comienzo y los generosos aplausos posteriores.
Sentir que puedes transmitir emociones con tus gestos o tus palabras.
Pero lo más disfrutable es recorrer el patio trasero: las cuerdas, las tramoyas, los aparejos que permiten que un actor aparezca volando en el escenario, todo eso es un mundo de magia y secretos para un niño o un joven.
Hacía mucho que no venía por acá.
Gracias por los recuerdos que despertaste.

LE MOSQUITO dijo...

Sí es un gran mundo el Teatro, sí; pero como en todos, hay sus cosillas buenas y sus cosillas malas. Una de las que peor he llevado siempre, y hasta que abandoné mi trabajo como actor, son los viajes constantes, fuesen en Mercedes o en fragoneta, pues la carretera quema mucho.
Al conjunto de actores se le denomina ELENCO, y a los cambios de escena TRANSICIONES (pueden hacerse a la vista del público o no).
Seguro que sabes cómo se llama a la batería de lucecitas repartidas a lo largo del proscenio (la parte más avanzada de la escena, y que suele quedar visible a telón bajado) Sí, se llaman CANDILEJAS, acertaste. Pero... ¿sabes sómo se llama al grupo de luces que hay en línea a las candilejas, y sobre estas...? ¡DIABLAS!. En todo caso, candilejas, diablas y concha de traspunte son palabras que permanecen en el argot, pero que ya casi no se usan, tan avanzada como está la tecnología y obsoletas sus funciones.
Un besazo, teatrera.