Busca en el blog

16 agosto 2007

Crucero y pateras.

Llevo unos dias con el mismo pensamiento en la cabeza, desde que ví las imagenes del rescate de una personas que venian en patera y fueron alguno de ellos, (los supervivientes) ayudados y rescatados por la tripulación y ayudados y apoyados por las personas que realizaban el crucero.

La noticia viene en algunos medios escritos:

Vease la noticia en El Pais

Yo me quedo con las imagenes que ví en la televisión y detalles que me llegaron al alma.

El importe de lo que pagaron las personas del crucero por realizar el viaje de placer fué en algunos casos de 1.000 €, para pasar una semana de ensueño por el Mediterráneo.

El importe que pagaron las personas que iban en los cayucos, fué de 800 € , para salir de su país y buscar otra oportunidad en Europa.

El viaje del crucero, era de una semana y se transformó en un viaje de 10 dias, en los cuales rescataron y ayudaron a dos embarcaciones, (mejor leeis el enlace).

Yo me quedo con las palabras de un viajero del crucero, "No me importa el tiempo de más, no me importa no haber conocido lo que veniamos a conocer, el poder salvar a estas personas ha sido lo mas impresionante que me ha pasado en la vida".

Una de las mujeres que iba en la patera, vió como perdía a su hijo de 9 meses.

¿Como es posible, que por una diferencia de 200 €, la vida de unos sea de placer y la de otros de supervivencia?.

Es algo que no entra en mi cabeza. Casi todos los que leemos esto, podriamos hacer un crucero con un poco de ahorro o sin ahorro, pero.... ¿cuanto les supone a las personas que se meten en un cayuco o patera, ahorrar para poder encontrar un hueco en ese metodo de transporte que seguramente les lleve al fin del mar, en vez de conseguir llegar a puerto.

Hace poco hablabamos en El blog de "Trazando Caminos" del lugar que nos gusta, del lugar donde nos gustaria vivir, buscamos cada uno en nuestro interior ese lugar al que consideramos nuestro paraiso.

Yo hable de mi lugar o lugares, y gran parte de nosotros tambien lo hicimos.

Hoy me siento egoista, yo al menos tengo posibilidad de soñar.

Pero.... cuantas personas no tienen la posibilidad ni de sobrevivir.
¿Cuantos huyen sin sentido hacia un mundo que creen de ensueño?.

Hoy me siento triste, no por mí, sino por tantas cosas que existen en este mundo y no somos capaces de verlo. Y lo que es peor, nos estamos acostumbrando a cenar frente al televisor y no dejar de comer mientras vemos la vida de estas personas.

¿Nos estamos haciendo inmunes ante el dolor de los demas?

Me es difícil seguir hablando, porque hay mucho que hablar de este tema.
Muchos vienen buscando el paraiso y se encuentran muchas veces con la gran incomprensión de este mundo al que llamamos civilizado y ¿solidario?.

Un abrazo amigos, prefiero no seguir hablando.

16 comentarios:

El Secretario dijo...

Hola Arbillas.

Efectivamente, es un tema tan dolorosa...
Nosotros aquí hablando de nuestros lugares favoritos, de ocio y tal..., y habría que preguntarles a ellos algo sobre este asunto.

Hace poco, escribí una entrada a propósito de esto, con una experiencia vivida en 1ª persona por mi madre y una prima mía. Si te interesa está en http://lazonalibredelsecretario.blogspot.com/2007/07/mar-oscuro.html

Un abrazo.

AF dijo...

Efectivamente, Arbillas, la comparación es tan grotesca que difícilmente puede permanecer indiferente ante ella. Muy bien traido.

Un saludo.

MaryLou dijo...

Nos estamos acostumbrando a las pateras, las bombas en Irak, los burkas,el trabajo esclavo de los niños, el maltrato...

Qué nos pasa?? Lo vemos lejos??

Qué equivocados estamos....

Un beso

Alberto Ginel Saúl dijo...

Querida Arbillas

Esas imágenes resultaban ,si cabe, aún más duras por el crudo contraste de ver en un mismo plano el summum de la desigualdad: los dos mundos representados ante nosotros frente a frente. El mundo desarrollado, representado por esos ciudadanos europeos que disfrutaban sobre la cubierta de un crucero veraniego. El otro mundo, el que siempre encontró trabas a ese desarrollo, apelotonado sobre la inestable superficie de una patera tratando ilusamente de ingresar en ese primer mundo, engañados por las mafias.
Es verdaderamente una realidad terrible. Comparto y me identifico con tus sensaciones al contemplar esas escenas dramáticas.

También me pasaba para anunciarte una pequeña iniciativa que desgraciadamente también va de desigualdades. Pensé que podías ayudar a proporcionar tu punto de vista. Te cuento: he realizado una entrevista a un amigo mio residente en Perú , acerca de la situación política y social en América Latina. Todo ha resultado salir muy interesante y fructifero, pues me ha permitido crear nuevas opiniones y perspectivas acerca de esta cuestión, también, como sabrás, tan injusta. Igualmente invito a tus numerosos lectores a pasarse por mi blog y leer esta entrevista que hemos preparado con tanta ilusión y ganas.

Estoy seguro de que os resultará interesante y podréis agregar vuestro granito de arena.

Un saludo , amiga Arbillas.
http://reflexionesprogresistas.blogspot.com

bitdrain dijo...

Quizás lo realmente impresionante de ello es que solo tomamos conciencia de la realidad hasta que nos topamos con ella. Si todos pusieramos un granito de arena, muchos problemas se solventarían.

Quizás sea ésta nuestra verdadera naturaleza, "nadar y guardar la ropa".

RGAlmazán dijo...

Amiga Arbillas hs contado la cara de la noticia de los turistas. También estaba la cruz. Hubo algunos de ellos --miserables-- que pidieron indemnización por no haberles llevado a todos los sitios donde estaba previsto y haber perdido tiempo salvando...

¡Desgraciados!

Salud y República

Arbillas dijo...

Saludos a todos y gracias por vuestras palabras.

Pero queria comentar a Rafa que no conocia esa cruz de esos como bien has dicho miserables.

Hay que ser desgraciado para pedir una idemnización, después de ver con sus propios ojos la vida o menor dicho la no-vida que llevan otras personas no tan agraciadas.

El salvar una vida creo que nunca es una perdida de tiempo, pero como bien dices , miserables los hay en todas partes.

Un abrazo a todos.

Ysabel dijo...

Lo primero que pensé al ver la noticia,es que yo hubiese sentido una vergüenza grande al comparar nuestras vidas, Desgraciadamente estamos curados de este mal. Me gustó encontrar tu blog

Selma dijo...

El mismo mar...Es lo único que tenían en común,el hedonismo por una parte, la lucha por la supervivencia por otra...

Qué mundo el nuestro...

¡Gracias por recordarlo,y por tu empatia!

Un beso!
Selma.

Humberto Contreras Soria dijo...

Querida amiga Arbillas: no puedo dejar de agradecerte tu visita a mi blog y tu solidaridad para con mi pueblo y mi persona en este momento de dolor. Muchas veces una sola palabra de aliento es suficiente para mitigar las penas del alma y por ello me siento reconfortado que, allende los mares, aun quede gente con profunda sensibilidad social. Lo que expresas en este post dice mucho de tus nobles sentimientos acerca de los problemas sociales y frente al drama de miles y miles de seres humanos que huyen de la pobreza poniendo en riesgo sus propias vidas. Quisiera, si me lo permites, enlazar mi blog con el tuyo para así potenciar nuestras voces que reclaman un mayor compromiso ético frente a la trágica situación de millones de personas que, en pleno siglo XXI, aun viven en la extrema pobreza y en la marginación más absoluta. Estaré a la espera de tu respuesta. Recibe mi cálido saludo y un abrazo desde este mi Perú azotado por las fuerzas de la naturaleza.

J. G Centeno dijo...

Algún que otro liberal de los que pululan por ahí, diría que la culpa es de los naúfragos por haberse dejado engañar, o por haber nacido en lugares atrasados, o por ser negros,¡vaya usted a saber! esta es la sociedad opulenta que algunos quieren dejar gobernar por el mercado.

Carlos dijo...

Totalmente de acuerdo, Arbillas con tu reflexión hecha en voz alta.

No somos conscientes. Lo repito, no somos conscientes de haber tenido la suerte de nacer o vivir "en este lado del mundo" en un mundo de bienestar donde todo o casi todo nos es posible y fácil y donde "otros" tienen que morir para intentar coger esas migajas que nosotros desprendemos.

Un saludo afectuoso.

Humberto Contreras Soria dijo...

Amiga Arbillas; había pasado anteriormente por este espacio para dejar un comentario pero veo que no ha sido difundido. De todos modos, aprovecho la oportunidad para reiterarte mi agradecimiento por tus letras dejadas en mi blog. Muchos saludos desde Perú.

Blanca dijo...

Aunque a veces cunda el desánimo por la porquería de sociedad que nos toca vivir, hay que seguir avanzando, porque si nosotros nos desanimamos... apaga y vámonos, querida Arbillas.

Camilo dijo...

Gracias por tus comentarios Me hace gracia lo de si estoy de vuelta, porque estar, estoy, pero muy vago con el blog. Estoy muy "flojo". De todas formas me vuelvo a ir en Septiembre. O sea, que hasta Octubre no me reincorporaré de verdad. Pero que sepas que ando por aquí y os leo. Un besote.

Maki dijo...

Sabes una cosa arbillas dice el refran "el q calla otorga " tu acabas de hablar muy bien en contra de estas injusticias q asolan el mundo ,,claro q no es justo loq estas personas soportan ,,,claro q no es justo q nos hagamos inmunes a esto y a tantas injusticias pero en nosotros esta el defender denunciar y divulgar ,,,gracias por no callar por reflejar tu opinion en este tu espacio ,,algo es algo y pokito a pokito se llena el granero

besos bonita