Busca en el blog

06 febrero 2007

Se me escapa.....

Se me escapa el tiempo, se me pasan los días y casi ni me doy cuenta de ello.

Hay veces que quiero pararlo, pero creo que eso no lo conseguiré.
Y en cambio hay veces que quiero que corra y no consigo hacer que vaya mas deprisa.

Poco a poco, como es normal en esta vida en la que cada dia aprendemos algo nuevo, me doy cuenta de que lo importante es disfrutar del momento.

No me refiero a esos grandes momentos, a esas grandes cosas que te hacen recordar una fecha, me refiero sobre todo a esos pequeños momentos que a todos se nos escapan.

Hay una cosa que hago a diario y que todos los dias considero como un placer a pesar de ser algo repetido, y es el momento de llegar a casa y ponerme las zapatillas, ¿os habeis dado cuenta de como lo agradecen nuestros pies , nuestro cuerpo y nuestra mente (no la olvidemos)?.

Este acto por simple que sea es como un paréntesis en la vida cotidiana.

Estoy tambien pensando en otro acto que tambien pocas veces apreciamos, y es cuando te metes en la cama con las sabanas recien limpias, ¿os dais cuenta del olor y el tacto especial que desprenden?.

Cuando al terminar el día y te colocas en el sofá y te dices, "ya se puede caer el techo que yo he terminado" y (yo al menos) levanto los pies y me fundo literalmente con el sofá.
Aunque no soy la única, tambien "mi santo" se funde en su sofá, quedando solo unidos por las manos.

Cada vez que me levanto, le doy un golpecito , mas que nada para buscar una escusa para que no se olvide que estoy y porque no... para hacerle un poco de rabiar.

Ultimamente hablamos mucho, sobre todo me pega unas grandes "broncas", y me habla de mis prioridades, dice que debo cambiar mis prioridades porque si no, las demas no tendran exito.

Su gran prioridad ahora es que yo me tome a mí misma como prioridad, y creo que tiene razón, pero .... es tan dificil a veces y debia de ser tan sencillo.

Creo que poco a poco voy consiguiéndolo, pero.... ¿que madre no prioriza a sus hijos antes que a si misma y que persona no prioriza a la persona amada antes que a sí mismo?.

Bueno, pues en esa lucha me encuentro, lo que si tengo claro es una cosa:
"Si uno no se quiere, no es capaz de querer".
"Si uno está vacio no es capaz de dar".
"Si no me lleno, no seré capaz de compartir".

Pero... ¿porque es tan dificil no sentirse egoista cuando se piensa en uno mismo?.

10 comentarios:

Nerim dijo...

Querida Arbillas

sólo piensa en lo tu misma has escrito
"Si uno no se quiere, no es capaz de querer".
"Si uno está vacio no es capaz de dar".
"Si no me lleno, no seré capaz de compartir"

Miralo como si fuera un koan zen, verás que pronto esos sentimientos de culpa se esfuman enseguida, es que no hay otra forma de hacerlo, no es egoismo, es sembrar para poder dar.
Un fuerte abrazo
Nerim

Maripuchi dijo...

Arbillas, una persona capaz de escribir acerca del inevitable paso del tiempo como tú lo has hecho. Que no por manido el tema deja de ser importante ...
No está vacía.

Yo misma me encuentro una y mil veces preguntándome lo mismo que tú ... Y la respuesta siempre es ... ya habrá tiempo para mi ....

J. Úbeda dijo...

El día de hoy es un regalo, por eso se le llama el presente. Lo acabo de ver en el blog de unjubilado. Pensar en uno mismo es una forma de pensar en los demás, y pensar en los demás, no deja de ser una forma de pensar en uno mismo. Y entre tanto, la vida.

bitdrain dijo...

Curiosa reflexión! pero no se nos escapa el tiempo, quizás sea la vida misma.

Camilo dijo...

A mí me pasa como a tí; me siento culpable si no hago lo que se supone que hay que hacer, pero ya te digo que es culpa de nuestra educación judeo-cristiana. Recuerdo que mi tía -una persona afín al socialismo- me decía que la religión no había estado mal porque nos había librado de ciertas cosas "malas". Que una persona progresista diga eso indica el nivel de influencia de la iglesia católica en aquellos años. Como decía Serrat (ma o meno) "...vencer a la tentación sucumbiendo en ella". Sé egoista (un poquito) aposta y mira tus sentimientos. Verás que no es tan malo. Tienes que conocerte desde otros puntos de vista.

Alfonso Gil dijo...

Muchas gracias por visitar mi blog. A partir de ahora, que sepas que el interés será mutuo y me tendrás como un visistante asiduo de tus post, y si me es posible, me tendrás comentándolos.
Saludos desde Euskadi.
Alfonso Gil

Carolus Primus dijo...

Arbillas:

La primera prioridad es uno mismo, una misma. Tu eres lo primero, porque si fallas tu, ya no podrás ayudar a nadie.

A partir de ahí, todo lo demás.

La vida es la suma de muchos momentos y son válidos tanto los buenos como los malos, unos ayudan a otros a comparar y verse así misma y al mundo que le rodea en perspectiva.

Los momentos de vacio son necesarios. Es como si borrases el disco duro ,porque está lleno hasta los topes, y necesitas llenarlo de nuevo de contenido.

Los corredores de fondo descansan cuando llegan a la meta. Es el final felíz para comenzar otra carrera. Pero los momentos más gratificantes se encuentran entre la salida y la meta.

No se si te servirán de mucho estas frases que parecen hechas, pero recuerda siempre que el ser humano es único e irrepetible, nadie vive la vida de otra persona porque es única y exclusiva de cada una. Y cuando decidimos compartir con los demás es porque tenemos un "contenido" que deseamos exteriorizar.

Las prioridades dejan de serlo cuando ya nada existe.

Encantado de contactar de nuevo, en otro comentario te pasaré alguna ideas sobre las plantillas.

Hasta luego.

iamato abstractonauta dijo...

El tiempo es el ser. Si paras el tiempo , paras el ser.

LE MOSQUITO dijo...

Quererse es querer. Si desaparecieras ¿quien llenaría con comentarios amables y graciosos mi egoísta botella?
Muchos besos, Arbillas.
Hoy me acordé de ti, y también de que hace mucho que no paso por aquí (estaba liado con otro blog, no me lío más, así que, en cuanto pueda, te pongo enlacito en el mío)
Muchas gracias y besos.

pensando con el corazon dijo...

Estoy pasando por un momento muy parecido...

Siempre he priorizado la vida de mi hijo a la mia... y me he equivocado..

Ahora no puedo escribir sobre ello, porque me resulta doloroso y aún estoy aprendiendo a cambiar.. Porque sé que debo hacerlo.. Darle mi vida, no le ha ayudado..

Un abrazo amiga...

Sasillo