Busca en el blog

21 julio 2007

Seguimos aunque mas tranquilos.

Ya estoy de nuevo, y por lo que veo no soy la única que anda de ACIO, aunque seguramente algunos podeis permitiros unas VACACIONES de golpe.

Ayer fue un dia muy familiar, nos acercamos a Cazalegas, pueblo toledano cercano a Talavera de la Reina, es un pueblo que me gusta quizas porque cuando vamos allí nos reunimos gran parte de la familia, cuando no es la familia completa.

Empezamos a ir a Cazalegas siendo muy pequeña, podria tener 8 ó 9 años, cuando aquellos jueves en que mi padre cerraba el bar, nos sacaba al campo, a pescar, o simplemente salir de la rutina de su trabajo diario y tan esclavo.

Nosotros nos sentiamos en verano los reyes del mundo, cuando los jueves, en el colegio, nos llamaban a los cinco hermanos (entonces), nos llamaban y nos ibamos de clase, no importaban los examenes, teniamos ese privilegio que mi padre logró en el colegio para nosotros.

Como viviamos en nuestro pueblo (Alcorcón), no podiamos irnos al pueblo en el verano como hacian el resto de compañeros y amigos de pandilla, a mi eso ¡¡me daba una rabia...!!.

Pero como ya digo, al tener cierta edad conocimos Cazalegas y su pantano, un pantano que parecia una playa, algo que no podiamos permitirnos, ir a la playa era un lujo, y nos limitabamos entonces a recorrer pantanos y rios, y segun eran siempre con el dichoso salvavidas atado a nuestro cuerpo, sobre todo en aquel pantano de San Juan conocido por todos lo madrileños.

El dia que conocimos Cazalegas, fué algo sensacional, ¡¡Una playa!!, para nosotros representaba un lujo ¡¡estar en una playa!!, y sobre todo aunque nosotros no lo sabiamos , ese pantano representaba una tranquilidad para mis padres.

Recuerdo aquellos dias como algo fantástico, casi siempre nos llevabamos la comida y estabamos en el chiringuito que nos permitia estar alli, solo a cambio de tomar vino y gaseosa y algún café para mis padres.

A los pocos años, mi padre tubo un pequeño toque de fortuna con la loteria, muy poco, pero le permitió comprar una pequeñisima parcela, 500 metros, y un pequeño piso, algo que por fin era suyo y solo suyo, un pequeño trozo de tierra que era suyo, entonces yo no valoraba lo que eso significaba, solo sabia que estaban y mis padres lo adoraban.

Yo seguia yendo a Cazalegas pero con mi, bueno mejor dicho, con la pandilla de mis hermanos, un grupo de jovenes del barrio, en el que todos eramos amigos y al ir juntos, nuestros padres confiaban en nosotros, y nos ibamos con nuestras tiendas de campaña a la ribera del pantano, con el cabreo de mi padre porque decia que teniendo la parcela..¿porque teniamos que estar en el campo?, sin darse cuenta de que el amor por el campo y por la libertad nos lo inculcó él.

Ya han pasado casi treinta y cinco años de aquello, y Cazalegas es el refugio de todos, ayer fuimos a recoger a mi hija, y mañana volveremos a dejarla para seguir con la tia la semana que viene en Alcorcón para sequir con sus practicas.

Nos encontramos allí con mis sobrinos y dos de mis hermanos (los solteros), es curioso ver como cambian los niños cuando están en Cazalegas e incluso, como cambian mis hermanos y mi santo.

Allí esta mi padre, y marca su patriarcado al que imitan todos los hombres..., si el patriarcado, no importa si durante todo el año en sus casas mis hermanos en sus casas, hacen o deshacen, cuando está mi padre, ellos se sientan y somos las mujeres las que marcamos nuestro territorio, ¿cual es nuestro territorio?. Ellos se creen reyes (perdón por la palabra porque somos republicanos), pero somos nosotras las que los dirijimos sin que se den cuenta.

Cuando voy a Cazalegas (aparte de nochevieja y Reyes), me siento feliz, feliz y orgullosa de mis padres y de mis hermanos y hermana, y tambien debo decirlo con voz muy alta de mis cuñadas, quizas porque las siento mas hermanas y complices que a mis propios hermanos.

Me gustaria poder compartir lo que es Cazalegas, pero es difícil, es algo que parece que no vale, pero que está llena de amor.

El merito, el merito es de mis padres, ¡¡como nó!!, ¡¡como siempre!!.

Me gustaria que vieseis como las playstation (o como se escriban), las PSP, cualquier juquete deja de existir, para pasar a tener prioridad el ¡¡Abuelo , que ya vienen las golondrinas , tenemos que apagar la luz !!, o ¡¡ Tia, enseñamé las fotos de los bichos!! ¡¡ yo que pinza tiene ese bicho!!.

Ya os hablaré de las dos perritas, una de ellas ayer en vez de dejarse acariciar, me acariciaba a mí, me olió hasta que me reconoció, y en el momento en que lo hizo... ya todo eran mimos. ¿quien queria caricias, Careto (como yo le llamo a escondidas, porque así le llamé desde el primer dia, aunque su nombre es Vodka) o yó).

Os dejo con uno de los juegos de mis sobrinos, que ayer les dió por jugar con la arena y el agua.. volcanes, pantanos, presas, y ....



Otro día hablaré de la siesta, o mejor dicho del tiempo de digestión que había que guardar, un castigo para los niños y un descanso para los padres....

6 comentarios:

Nerim dijo...

Y que dicha da volver a los sitios donde se pasó momentos inolvidables en la niñez, verdad?. A ti te pasa con Cazalegas lo que a mi con mi pueblo, que nada más llegar me cambia la cara, es tanta la satisfacción que siento de recorrer sus calles empinadas, de volver a trazar sus caminos, de oler sus olores, de ver sus rostros aunque ya no conozca a casi nadie, me transporta a la niñez, a esa niñez que tanto me gusta recordar.
Me gustaría como en tu relato, poder estar reunidos con toda la familia,pero eso en la mia impensable, son las consecuencias de los años 50-60, que todos por una u otra causa emigraron a otras tierras.
Un fuerte abrazo y que sigas disfrutando de tus ACIO y nos lo sigas contando.
Un beso
Nerim

J. Úbeda dijo...

No hay mejor lugar de vacaciones que la infancia...

¡Un saludo!

AF dijo...

¿Quince días a qué da derecho? ¿A Vac, o a vacacio? En cualquier caso, ya se me ha ido la mitad de ellos, lo bueno dura poco...

Un saludo.

Tanhäuser dijo...

Jope, al leerte me venían a la memoria momentos parecidos de mi niñez. Qué tiempos, ¿verdad?
Si es que, en el fondo, somos unos críos todavía.
Besotes

Selma dijo...

Guapa, ante todo un beso muy grande!

Después de dos intentos infructuosos, espero que este comentario te llegue...

Me gusta mucho leerte, vives y haces vivir cada uno de tus paseos y encuentros con tu infancia..En tu penúltima excursión no te pude seguir, el tabaco tiene la culpa.. me quedé a medio camino esperando a que bajaras...

Hasta pronto!
Sigue disfrutando,y compartiendo con tod@s nosotr@s...Gracias!

MaryLou dijo...

Yo ya he hecho dos semanas de VAC, ahora trabajaré todo agosto y en septiembre cogeré otra semana ACIO y dejaré una de NES supongo que para Navidad.

Muy bueno lo de partir la palabra!!

Un besazo